Silla anfibia Marina Anfi

La silla de playa anfibia Marina tiene unas prestaciones pensadas para que el usuario encuentre la máxima comodidad.

Tiene grandes ruedas que nos permite desplazarnos por la arena sin problemas. Eso sí, no son autopropulsables y el usuario necesitará de otra persona para desplazarse por la arena y entrar en el agua. Para ello se ha habilitado una barra desde la cual el asistente podrá tirar fácilmente y un asa en el respaldo, para empujarla.

La silla anfibia flota gracias a los flotadores alojados en sus reposabrazos.

La altura del asiento al suelo nos garantiza estabilidad y que el usuario pueda estar cerca de la gente que se tumba en la toalla.

En definitiva, la silla anfibia Marina otorga flotabilidad y estabilidad óptimas.

 

Fácil de montar y desmontar, sin herramientas y en tan solo unos minutos. Así podemos transportarla en el maletero del coche o desmontarla para su almacenaje al final de la temporada.

Su diseño, además de ser funcional, garantiza una postura cómoda para el usuario. Su tela de poliéster sirve para evacuar el agua y la arena, además de secarse muy rápidamente.

A pesar de que sus componentes de calidad están pensados para durar, el estado de la silla se ve resentido por la sal, el cloro y la arena. Por ese motivo, para su mantenimiento se aconseja aclarar la silla abundantemente con agua dulce después de usarla.

Cuando queramos almacenarla al final de la temporada, asegúrate de que está limpia y completamente seca. Solo de esta manera nos aseguraremos de que está en condiciones óptimas para utilizarla el próximo verano.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Silla anfibia Marina Anfi”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad